Principal

         

STC
Solidaridad de Trabajadores Cubanos

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

(Principios y Valores)

  

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), es una expresión organizada del pensamiento y la acción del Movimiento de los Trabajadores Cubanos, que históricamente ha actuado en la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC), los gremios, las asociaciones, colegios técnicos y profesionales y se ubica fuera de todo compromiso o dependencia partidista.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), reconoce sus raíces históricas en la lucha permanente de la clase trabajadora cubana, por los principios y valores de la nacionalidad cubana, expresada por nuestros próceres Félix  Varela, Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez y otros, por los principios y valores de la lucha clasista de la clase trabajadora cubana, latinoamericana y mundial.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), se inscribe en el proceso de la revolución cubana, iniciada en el Siglo XIX y aún inconclusa, por lo tanto, tiene sus antecedentes en la lucha histórica de la Clase Trabajadora y la Nación Cubana.

 

 

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), reconoce como sus precursores y fundadores a los jóvenes trabajadores que conformaron una nueva generación de dirigentes sindicales, gremiales, profesionales y técnicos que lucharon contra la dictadura de Batista por el establecimiento de un Gobierno constitucional, democrático, social, nacionalista e independiente, y por una Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC) democrática, autónoma del Estado e independiente que fuera genuina expresión organizada de los intereses y valores del Movimiento Obrero Cubano.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), tiene sus antecedentes históricos y orgánicos en el Frente Humanista, conformado por nuevos dirigentes surgidos de la lucha revolucionaria con el objetivo de dar forma programática a los ideales revolucionarios de la clase trabajadora cubana, que tuvieron que enfrentarse a las tendencias minoritarias dogmáticas y totalitarias y a la imposición personalista y caudillesca del castrismo que se apoderó por la fuerza y la represión de la conducción del proceso revolucionario, del Estado Cubano y de la CTC, imponiendo un sistema totalitario que reprimió y marginó a los que no estaban de acuerdo con el mismo, dividiendo y llevando a la confrontación al pueblo y a los trabajadores cubanos.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), representa y expresa a los trabajadores cubanos que no están de acuerdo con el sistema totalitario impuesto y dirigido desde el Estado, por el Partido único oficialista y la Seguridad del Estado.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), es la voz de los trabajadores que no están de acuerdo con la actual dirección oficialista de la CTC designada e impuesta por el Partido Comunista de Cuba (PCC), para ejecutar y cumplir los objetivos determinados por el Comité Central y Buró Político del PCC, para reprimir las justas reivindicaciones y aspiraciones de los trabajadores cubanos e impedir el proceso democrático al interior de la CTC y en Cuba.

Esta inmensa mayoría de la clase trabajadora cubana que no puede manifestarse libremente por estar prohibido y penado por las actuales leyes y autoridades cubanas, expresa su oposición en diversas formas y vive, piensa y actúa construyendo la alternativa de la liberación democrática y social.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), se expresa orgánicamente al exterior de Cuba, mediante la agrupación de todos los trabajadores cubanos, que aceptando sus principios, valores y objetivos están dispuestos a actuar para realizarlos.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), agrupa a los trabajadores campesinos, de las industrias, empleados privados y públicos, maestros y trabajadores del conocimiento, del arte, la cultura e intelectuales, de la salud, profesionales y técnicos, asalariados e independientes, jubilados y pensionados que teniendo conciencia de clase trabajadora, están dispuestos a actuar: “POR CUBA Y LOS TRABAJADORES”.

La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), inspira su acción en los valores y exigencias de la Persona Humana, asumiendo el principio de que:

“La Ley Primera de la República

sea el culto de los cubanos

a la dignidad plena del hombre”.

José Martí

Inicio de Página

Inspirados en esta concepción humanista, en nuestras raíces y valores nacionales y en los valores sociales de la lucha de la clase trabajadora, la STC fundamenta la elaboración de su pensamiento, la toma de posiciones y la realización de sus acciones en los siguientes principios y valores:

Ä      DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

          Cada Trabajador es una PERSONA HUMANA y, en consecuencia, tiene una dignidad y derechos inalienables que deben ser respetados por la organización de la sociedad en todos los planos: político, económico, social y jurídico. Por lo tanto, la STC luchará por el respeto pleno de los Derechos Humanos.

          Como PERSONA HUMANA, tiene derechos fundamentales e inalienables por los que la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), se propone luchar para establecer y hacer respetar: el derecho a la vida, a la libertad, a la igualdad, a la justicia, a los bienes materiales y espirituales que produce la civilización a nivel nacional e internacional, al trabajo, a la libertad de expresión y de información, a organizarse y asociarse libremente, a la seguridad personal y a la participación libre, responsable y protagónica, en todos los organismos económicos, sociales, culturales y políticos de la sociedad.

Ä      EL TRABAJO

          El trabajo es el medio de realización personal del ser humano. El TRABAJO como expresión directa del esfuerzo físico e intelectual de la persona humana tiene un valor creador, superior al CAPITAL, a la TECNOLOGÍA y a la ORGANIZACION DEL ESTADO cuyo valor es instrumental, en consecuencia, en la organización socio-económica y política de la sociedad, el TRABAJO debe tener el  lugar más importante.

Ä      LA JUSTICIA SOCIAL

          La Justicia Social debe ser la norma fundamental para la implantación de un orden social que permita una justa distribución de la riqueza y el acceso de todos los sectores de la sociedad a los bienes materiales, a la cultura y a la toma de decisiones. La Justicia Social debe realizarse a los niveles nacionales e internacionales, eliminando las desigualdades existentes entre los hombres y las naciones como condición para la Paz.

Ä      UNA ECONOMÍA MIXTA, EFICIENTE Y SOCIAL

          Una economía mixta en la cual converjan armónicamente diversas formas de empresas y organizaciones económicas: (del Estado, de capital privado, mixtas, cooperativas, cogestionadas y autogestionadas), con plena participación de los trabajadores.

          Una economía eficiente que integrando los factores de producción, las tecnologías apropiadas y las necesidades del mercado, produzca con rentabilidad los bienes y servicios necesarios, para satisfacer las demandas del mercado y lograr el desarrollo económico nacional.

          Una economía social que además de ser eficiente y rentable, tenga como fin la satisfacción de las necesidades de la población, es decir, que combine el desarrollo económico con la justicia social.

Ä      UNA EDUCACIÓN LIBERADORA

          Una educación al alcance de todos que tenga como misión el desarrollo integral de las capacidades humanas, de una conciencia crítica y política, que permita la realización plena del cubano como Ser Humano, libre, racional, responsable, trascendental y sujeto de la historia. El Estado debe garantizar la educación a todos los niveles.

Ä      LA CULTURA

          Una cultura cubana fortalecedora de nuestra identidad nacional, que sea resultado de nuestra propia experiencia y realizaciones sociales y de-sarrolle los valores históricos y culturales cubanos como condición indispensable para la liberación y superación de Cuba y de los Trabajadores, sin menoscabo de la lógica y necesaria interrelación cultural de los pueblos.

Ä      UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA

          Una sociedad en la que se respeten los Derechos Humanos, el pluralismo político y se practique la Democracia Integral: económica, social, cultural y política, con la participación activa y permanente del pueblo organizado libremente y, en especial, de los trabajadores a través de organizaciones sindicales, sociales o profesionales.

Ü     LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS

          La autodeterminación es el derecho que tienen los pueblos de disponer de sí mismos, de sus riquezas y recursos, de establecer sus sistemas de gobierno, de elaborar sus planes de desarrollo económico y social, de determinar sus relaciones a través de la consulta democrática y de la independencia nacional.

          Para que pueda haber autodeterminación de los pueblos es indispensable que existan las condiciones de independencia y soberanía nacional y un sistema realmente democrático que permita al pueblo decidir y autodeterminarse a través del voto popular.

Ä      LA SOLIDARIDAD

          La solidaridad nacional e internacional entre los trabajadores y los pueblos es un valor fundamental que la SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC) practica entre los trabajadores cubanos, entre todos los cubanos, con todos los trabajadores y pueblos de América Latina y del mundo para luchar y trabajar juntos por una Patria y un mundo más libre, justo y democrático.

Ä      LA UNIDAD E INTEGRACIÓN DE AMÉRICA LATINA

          Cuba es parte del Caribe y de América Latina. Nuestras raíces históricas, nuestra cultura, nuestras luchas independentistas y nacionales, nuestros intereses nacionales y geopolíticos y nuestro destino están íntimamente ligados a sus pueblos y naciones.

          Los trabajadores cubanos históricamente hemos sido parte activa de las luchas de la clase trabajadora del Caribe y América Latina.

          En la actual situación de la evolución socio-económica y política, la unidad continental es indispensable para el desarrollo de los pueblos y naciones.

          La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), lucha por la unidad e integración económica, social, cultural y política de América Latina como una exigencia histórica y una necesidad del pueblo y la nación cubana y por el fortalecimiento de las raíces y unidad iberoamericana.

          A partir de esta visión latinoamericana, Cuba deberá desarrollar relaciones eficaces basadas en el respeto de la  soberanía nacional con todos los países del mundo.

Ä      LA PAZ

          Un mundo donde impere la Paz, fruto de la justicia social internacional, de la primacía del Bien Común y de la Solidaridad, un mundo donde se llegue al fin de las guerras, de la presencia y ocupación de tropas militares extranjeras en los países, de la proliferación de las armas nucleares y del daño al medio ambiente y a la ecología. 

Ä      UN MOVIMIENTO DE TRABAJADORES AUTÓNOMO, INDEPENDIENTE,   DEMOCRÁTICO, PLURALISTA Y UNITARIO

            La SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS (STC), lucha por democratizar, renovar y reestructurar el Movimiento Sindical para construir un nuevo Movimiento de los Trabajadores, expresión organizada de la nueva clase trabajadora, integrada por campesinos, obreros industriales en sus diversas ramas, trabajadores de la educación, de la cultura y los conocimientos, de la salud, empleados privados y públicos,  profesionales, técnicos e intelectuales asalariados o independientes que reciben sus ingresos como fruto de su trabajo así como los jubilados y pensionados.

            Un Movimiento de Trabajadores que luche en forma coherente por las reivindicaciones de los trabajadores, del pueblo y la reconstrucción democrática de la sociedad y el Estado Cubano.

 

Inicio de Página

 

EL CAMINO PARA REALIZAR ESTOS PRINCIPIOS EN CUBA ES EN LA UNIDAD DE TODOS LOS CUBANOS

          Con profunda fe en nuestras raíces históricas nacionales y clasistas, en nuestros Principios y Valores, HACEMOS UN LLAMADO a la clase trabajadora y al Pueblo Cubano dondequiera que se encuentre, a continuar en la lucha POR CUBA Y LOS TRABAJADORES. Las ideas y los principios no podrán ser aplastados por el totalitarismo y el terror vencerán para cumplir el destino histórico de Libertad, Democracia, Justicia Social e Independencia Nacional en el desarrollo integral de nuestra Patria.

 

HACEMOS UN LLAMADO

          A todos los cubanos, especialmente a los trabajadores para que entre nosotros, en Cuba, sin exclusiones ni discriminación interna y sin injerencias externas, seamos capaces de dialogar y debatir democráticamente para encontrar soluciones a la profunda crisis que vive nuestra Patria, conservando y mejorando los aspectos positivos existentes y cambiando los que sean un obstáculo al desarrollo político, económico, social y ético-cultural.

EXHORTAMOS

          A todos los cubanos y trabajadores que viven dentro o fuera de la Isla para que actuemos por la RECONCILIACIÓN y UNIDAD NACIONAL a favor de los cambios democráticos que el pueblo aspira y está produciendo.

 

Inicio de Página