"Ha sido una experiencia terrible".

Declaraciones de Oscar Espinosa Chepe
tras ser excarcelado bajo licencia extrapenal.

   por Michel Suárez, Madrid

"Ha sido una experiencia terrible"


Declaraciones de Oscar Espinosa Chepe tras ser excarcelado bajo licencia extrapenal.

Al filo de las siete y treinta de la mañana de este martes, el disidente Oscar Espinosa Chepe salía del Combinado del Este, de La Habana, rumbo a su casa.

Las autoridades penales le informaron que salía bajo licencia extrapenal, y condicionaban su supuesta libertad a una serie de advertencias que el economista y colaborador de Encuentro en la Red se vio obligado a firmar. Este diario logró localizarlo vía telefónica en su residencia de La Habana. Se le sentía alegre, aunque preocupado.

¿Cómo califica la experiencia sufrida en las cárceles cubanas?

Terrible, sobre todo la etapa de Oriente. Fue muy dura. La cárcel que viví en el hospital militar también fue muy dura porque estaba totalmente aislado, en celdas tapiadas. Aunque era mejor que en Boniatico, una cárcel de máxima seguridad con unas condiciones terribles. Ya en el Combinado, desde agosto, algunos estábamos juntos y fue más llevadero.

Ahora estoy regular, muy contento de estar libre. He tenido muchos problemas de salud. Aunque estoy con la espada en el cuello porque salí bajo licencia extrapenal.

El documento que me dieron no aclara el tiempo de libertad. O sea, que puedo volver a la cárcel en cualquier momento.

¿Piensa salir al exilio?

No he pensado nada todavía. Quisiera permanecer en Cuba. Todo depende de la situación, porque no soy tan joven como para estar en esos menesteres. No quiero separarme de mi familia, mi madre es una persona de mucha edad.

Nadie me ha hablado de irme al exilio. Sólo me hicieron muchas advertencias. Me hicieron firmar un documento, que no me dejaron, donde se establece que si vuelvo a cometer los supuestos delitos que hice, puedo volver en cualquier momento a la cárcel.

¿Continuará ejerciendo el periodismo?

Quiero seguir escribiendo de una forma constructiva, como siempre lo he hecho. Quisiera seguir trabajando en la reconciliación de todos los cubanos, de una patria para todos, incluyendo a los comunistas. Salgo de la cárcel sin odios, sin deseos de venganza. No me considero un anticomunista. Creo que todos los cubanos tenemos derecho a pensar, a expresarnos, a vivir civilizadamente y a reconstruir nuestro país, que bastante falta le hace.

¿Ve alguna posibilidad para el resto de los presos políticos cubanos?

Creo que deben sacarlos, porque encarcelarlos fue un error que cometió el gobierno. Son personas pacíficas, a ninguno se le ocupó un arma.

En un mundo civilizado como el que vivimos, esto es una barbaridad muy grande. Al gobierno no le quedará más remedio que liberarlos, poco a poco. Hay muchos enfermos, mayores de edad. Conmigo salieron Margarito Broche y Marcelo López.

¿Qué opina del movimiento internacional por la causa de los disidentes cubanos?

Quiero enviar un mensaje de agradecimiento, ante todo. Sabemos que el mundo entero se movilizó, sin distingos, incluso de baterías políticas, en respaldo nuestro. Conozco de mucha gente de izquierda que nos apoyó también.

La comunidad europea fue muy activa en el apoyo. Eso nosotros lo sabíamos en los penales, nos llegaba ese aliento, al igual que a la población cubana, que sabe que esto ha sido absolutamente injusto.

En el caso mío era como una cadena perpetua. Hoy lunes cumplo precisamente 64 años de edad. Veinte años de cárcel, y enfermo, era prácticamente una condena a muerte. Fue realmente cruel.

¿Cómo le han recibido las personas que le rodean?

Las personas que me han visto se han mostrado muy cariñosas conmigo, por volverme a ver otra vez. Aquí vivo hace 40 años. La recepción ha sido muy buena.

¿Algún mensaje para el régimen cubano...?

Llamo al gobierno cubano a recapacitar, a adaptarse a las nuevas situaciones que vive el mundo, a buscar una solución civilizada, lógica, con otros gobiernos del mundo, para permitir a los cubanos vivir en libertad. Sé que eso es un proceso, pero llamo al gobierno a la reflexión y a la toma de decisiones sabias.

Subir

Retornar a la página principal